A la caza del ciclista. Donde dije digo

sábado, 10 de septiembre de 2011

En los ultimos años hemos visto en la mayoría de las ciudades de España una verdadera eclosión de bicicletas.

Esto tiene efectos a veces sorprendentes; ayuntamientos que afirmaban trabajar para fomentar una movilidad sostenible, se llevan la sorpresa de ver como gracias (o a pesar) de sus políticas, sus objetivos se cumplen.

Y es entonces cuando a muchos se les ve el plumero. Es el caso del ayuntamiento de Gandía, que tras de instaurar un servicio público de préstamo de bicicletas y "apostar fuerte" por la promoción de la bicicleta como medio de transporte, decide cambiar de rumbo y ahora el propio alcalde, Arturo Torró, promete mano dura con los ciclistas.


El discurso político ha cambiado en solo unos meses del "necesitamos más bicicletas en nuestras calles" al es “imprescindible que todo aquel que no cumpla con los límites a la circulación de la bici, sea castigado"; "la actual normativa está desfasada" y "es necesario  confeccionar una norma más seria, de modo que no se pueda pasar con bicicletas por las mismas zonas peatonales."

1 comentario muy interesante

Anónimo dijo...

Hola, yo que soy ciclista urbano habitual creo que alguien debería controlar el uso que algunos hacen de la bici en zonas peatonales. Bajo muchos días desde Cazoña al centro y paso por la Alameda y la calle Burgos y veo a veces gente en bici que no se da cuenta que en zonas compartidas con peatones hay que adaptar nuestra marcha para no crear situaciones de riesgo (¿qué es eso de pasar rozando a un anciano al que le cuesta casi hasta caminar?) ni para asustar a caminantes que no te ven hasta que pasas a su lado. Si no comprendemos esto nosotros mismos nos lo impondrán con prohibiciones y sanciones.
LOREN

11 de septiembre de 2011, 16:31

Publicar un comentario