La Bikera. La fonera se hace bici.

jueves, 25 de noviembre de 2010

Por ahora esto es solo una idea, pero el padre de esa idea es Martin Varsavsky, uno de los padres de Fon, y por tanto, alguien capaz de convertir una utopía como la fonera en una realidad.

Fon y su Fonera

Para los que no sepáis que es la fonera ni de que estamos hablando, os lo explicamos a grandes rasgos: Fon es la mayor comunidad WiFi del mundo. Para pertenecer a esa comunidad, solo tienes que comprar un router un tanto especial, la fonera, e instalarlo en tu casa con el fin de compartir con el resto de usuarios de Fon un poco de tu conexión a Internet, y a cambio, tu podrás conectarte a Internet de manera gratuita vía WiFi estés donde estés, siempre que tengas una fonera cerca. Por si fuera poco, la red Fon también permite conectarse a Internet a aquellos usuarios que no sean propietarios de una fonera, eso sí, mediante el cobro de una pequeña cantidad de dinero que irá destinada al dueño de la fonera a través de la cual se conecten.


movimiento Fon
Fon. Un movimiento vivo

Tras solo cinco años de vida, Fon tiene solo en España más de 50.000 usuarios y su red se extiende por todo el planeta.

Fon Bike y su Bikera

Y ahora a Martin Varsavsky se le ha ocurrido llevar esa filosofía de trabajo al mundo del alquiler de bicicletas.

Este nuevo proyecto llevaría el nombre de Fon Bikes, y cada bicicleta sería una Bikera. Queda claro que está inspirado en fon y su fonera ¿no?.

Fon Bikes sería un proyecto destinado primero a las ciudades pequeñas. Por ejemplo, Lleida en España, Ginebra en Suiza o las ciudades más pequeñas de Japón, el país en el que Fon tiene mayor crecimiento, con más de 100.000 nuevos foneros al mes. Fon Bikes es algo similar a nuestro TusBic o al Bicing, pero más simple y mejor.

La idea es que Fon vaya a estas ciudades y compre unas 1000 bicicletas. Las bicicletas, que por supuesto serían naranjas (el color de Fon), tendrían un identificador y un candado que se activa a través de una tarjeta SIM de telefonía movil. La idea es que sean bicicletas sencillas pero funcionales como las que se pueden encontrar en cualquier centro comercial con un precio que ronda los 50 - 150 €... menos teniendo en cuenta que Fon compraría estas bicicletas en masa.

bici barata
 Una bici barata "de super" sería la elegida

Así que por solo 50.000 € se pueden distribuir 1000 bicicletas nuevas en una ciudad entera. Sumemos a eso unos 20.000 € para los candados activados con una tarjeta SIM a razón de 20 € cada uno y se tendrán 1000 bicicletas con estos candados. ¡1000 BIKERAS! Además, para rebajar costes se podría tratar de ofrecer esas bicicletas como soporte publicitario a distintas empresas, de manera que el coste de la bicicleta quedara asumido en gran parte por aquellas que quieran estampar sus colores y logotipos en estas "bicicletas públicas".

Y así comienza la diversión. Le dices a todo el mundo que podrán usar estas bicis pagando con su smartphone, digamos que 1€ por trayecto, o que también podrán comprar las bicis por unos 70€ y no pagar más, pues todas las bicis son gratis para aquellos que donan.

Es más, puedes decirles que podrán amortizar su compra tras haber compartido la bici 70 veces, ya que Fon les daría primero todo el dinero que recolecten, y tan solo una vez lleguen a amortizarla, se compartirán la mitad de los beneficios con Fon por crear la red, el sistema y sufragar el mantenimiento de las bicis.

Esto significa que puedes entrar en la red Fon Bike, no pagar nunca más y ganar dinero con una simple inversión de 70€. Otra idea es que las personas sin hogar o sin trabajo pudieran recibir formación simple de cómo arreglar estas bicis: engrasarlas, ajustar los frenos, etc. Probablemente, las bicis no tendrían marchas, así que no sería una tarea difícil, y esas personas podrían recibir algo de dinero.

Transporte privado contra público

Pero la pregunta que ahora se nos plantea es por qué querría alguien entrar en este sistema pudiendo simplemente comprarse una bicicleta para sí mismo. Se me ocurren varias respuestas. Una es que, comprando un modelo en grandes cantidades, podemos ofrecer un mejor producto por menos precio. Otra es que muchas veces no necesitamos una bicicleta personal. Si la bicicleta es solo tuya, no puedes hacer viajes de un solo trayecto. Si vas al trabajo en bici durante el día, tienes que traerla de vuelta por la noche. Así, si de repente empieza a llover, no puedes cambiar al transporte público, por ejemplo. Por esto este sistema es idóneo para este tipo de viajes, a lo que se añade la facilidad con la que se “aparca” la bici.

Sistema público contra Fon Bike

En el sistema de alquiler de bicicletas Tusbic, Bicing y similares, el principal problema es no saber si vas a tener bicis en la estación, o si ya has alquilado una, encontrar una estación en la que aparcar la bici, y el tiempo que esto conlleva aumenta la factura.

tusbic plaza de México santander
Estación TusBic con todas las bicis agotadas

Pero Fon Bike no tendría este problema. A través del telefono movil puedes ver en tiempo real donde está cada una de las Bikeras, si esta en uso, libre y el estado de la propia bici.

Abanico de Posibilidades

Además, las bikeras tienen aun más usos y mucho más futuro que las bicicletas normales. El limite esta en nuestra propia imaginación. Una de las posibilidades que se abren al aprovechar es la de ofrecer internet por wifi. Los candados tienen tarjetas SIMs, y las bicicletas son capaces de generar electricidad, así que, ¿por qué no poner un conversor de 3G a Wifi, cargado con una dinamo al pedalear, y que así las bicis se conviertan también en Foneras?

Por supuesto, y una vez más nos repetimos, esto no es más que una idea, un proyecto incipente nacido de una mente brillante. Aun tiene que buscar soluciones para algunos de los problemas que seguro encontrará este sistema de prestamo. Robos, vandalismo son algunos de los escollos más importantes.

Para Martin Varsavsky la solución para este tipo de problemas pasa por plagar las ciudades de estas bicis ¿Para que va a querer alguien robar una bici de 50 € cuando hay una en cada esquina y a la que cualquiera puede acceder. Además, si alguien roba una Bikera y la deja aparcada, cualquier usuario del sistema puede venir después y llevársela sin siquiera darse cuenta de que la bici había sido sustraída.

Por ahora lo primer es encontrar un sitio donde poner a prueba la idea, así que Martin Varsavsky esta buscando lugares donde la gente sea lo suficientemente honrada para no hacer fracasar el experimento piloto. Países como Japón, Noruega, Suecia, Dinamarca, Alemania Holanda e India son candidatos. Curiosamente, en India, el país con mayor número de pobres del mundo, el vandalismo no es común. Esta actitud no se basa en la pobreza de los habitantes, sino en la cultura.

¿Será también capaz Martin Varsavsky de convertir esta utopía en realidad? Esperemos que sí

3 Comentarios muy interesantes:

muchachuco dijo...

Muy bueno, se ve que has investigado!

26 de noviembre de 2010, 0:49
Anónimo dijo...

No le veo yo mucha salida a eso, teniendo en cuenta que ya existen bicis de alquiler.

26 de noviembre de 2010, 11:28
Anónimo dijo...

Muy buena idea, si la hubiese tenido antes de que aparecieran las empresas de alquiler

26 de noviembre de 2010, 17:39

Publicar un comentario