BiciBox, aparcamientos seguros para bicis en Barcelona

jueves, 2 de septiembre de 2010

Barcelona es una de las ciudades de España donde la aparición de la bici ha resultado explosiva. Con la aparición del Bicing se ha pasado de una situación previa en la cual lo raro era ver una bicicleta por la ciudad, a otra en la cual la bicicleta se ha convertido en un medio real y factible de transporte.

Sin embargo el ayuntamiento de Barcelona no se quiere quedar en eso, quiere aun más bicis por las calles y trata de averiguar cuales son las incertidumbres que acechan a los ciclistas Barceloneses.

Uno de esos miedos que todo ciclista tiene es que su bicicleta desaparezca mientras está aparcada. Miedo que crece de manera exponencial a medida que crece la inversión realizada en la bicicleta. Generalmente, y precisamente pensando en esta eventualidad, las bicicletas destinadas al ciclismo urbano suelen ser bicicletas "baratas" cuyo coste apenas sobrepasa unos pocos cientos de euros. Pero la aparición de la bicicleta eléctrica ha roto esta tendencia, puesto que los modelos modernos más baratos superan fácilmente los 1000 €.

Según los datos del Barómetro anual de la bicicleta del año 2009, un 12% de los encuestados reconocía que había sido victima del robo de su bicicleta en al menos una ocasión, y cerca de un 70 % de los encuestados ve necesaria la creación de unos aparcamientos seguros para bicicletas.

Pensando en ello y tratando de atajar el problema, el ayuntamiento de Barcelona recurrirá al BiciBox, una red de aparcamientos seguros para bicicletas distribuidos por todo el área metropolitana de Barcelona y que comenzará a implementarse a finales de año.

El Bicibox, es un sistema que ofrecerá al ciclista la posibilidad de estacionar su bicicleta privada con las máximas garantías de seguridad frente al robo y el vandalismo.


El Bicibox tiene el objetivo de fomentar la movilidad cotidiana en bicicleta, por lo que sus módulos se ubicarán estratégicamente cerca de los puntos atractores de movilidad de los municipios y, muy especialmente, cerca de las estaciones de transporte público, para tratar de fomentar la intermodalidad, integrando el uso de la bicicleta con el del transporte público.

En este sentido, el Bicibox se plantea como un aparcamiento seguro en destino, para favorecer la bicicleta como medio para los desplazamientos cotidianos, y no como un servicio para guardar la bicicleta de forma permanente en origen (cerca del domicilio).

El sistema funcionará mediante el registro previo de los usuarios y de las bicicletas al servicio y un abono anual de 35 €. Este precio dará derecho a estacionar la bicicleta en cualquiera de los aparcamientos de la red, por un máximo de 12 horas al día (para fomentar la rotación). En todo caso, se prevé que por hora adicional se tuviera que pagar un suplemento de 0,10 €, y la posibilidad de establecer escalados crecientes por tiempo adicional.

Entre sus características destacan el funcionamiento a través de tarjeta sin contacto, su autonomía energética al funcionar con energía solar, y el bajo coste de instalación por la mínima obra civil que requiere.



0 comentarios interesantes

Publicar un comentario