El Ayuntamiento instala cuatro puntos de recarga de vehiculos eléctricos en Santander

martes, 20 de julio de 2010

El alcalde de Santander, Íñigo de la Serna, presentó esta mañana en el Encuentro sobre Energía de la Universidad Internacional Menéndez Pelayo (UIMP) el Plan Municipal de Utilización del Vehículo Eléctrico, a través del cual el Ayuntamiento pretende fomentar el uso de este tipo de transporte, más ecológico y menos contaminante.

De la Serna apuntó que esta línea de actuación es una muestra más de la clara apuesta del Ayuntamiento de Santander por la lucha contra el cambio climático, con acciones que contribuyan a la reducción de emisiones de dióxido de carbono a la atmósfera.

En este sentido, recordó que Santander se ha adherido al Pacto de Alcaldes, a través del cual los municipios se comprometen públicamente a reducir sus emisiones de CO2 en, al menos, un 20 por ciento en el año 2020 mediante la aplicación de un plan de acción para la energía sostenible.

El alcalde, que participó en el Encuentro sobre Energía "Sistemas energéticos del futuro: integración de renovables, redes inteligentes y movilidad eléctrica", con una intervención sobre la movilidad eléctrica en el entorno urbano, planteó las medidas que va a poner en marcha el Ayuntamiento, en colaboración con E.ON, para promover el uso del vehículo eléctrico.

De la Serna consideró que Santander es ya ciudad de referencia por su profundo respeto al medio ambiente y remarcó que, en los últimos años, el municipio ha sido distinguido en varias ocasiones por sus políticas y programas medioambientales, como los de prevención de la contaminación lumínica, campañas de sensibilización sobre el reciclaje, estrategias de biodiversidad, etc.

"Pero queremos dar un paso más y ser referencia también por nuestra apuesta por la movilidad eléctrica", subrayó el alcalde, quien informó de que, por ese motivo, el Ayuntamiento ha firmado un convenio con E.ON que persigue que Santander obtenga el sello que la distinga como una "Ciudad con movilidad eléctrica".

Para ello, y dentro del Plan Municipal de Utilización del Vehículo Eléctrico, se instalarán puntos de recarga en distintos puntos de la ciudad, que estarán localizados en el Paseo de Pereda, el polígono de Candina, Nueva Montaña y la avenida de García Lago.

Junto a cada uno de estos puntos de recarga se habilitará una plaza de aparcamiento destinada únicamente a vehículos eléctricos, cuyo estacionamiento estará limitado a 4 horas.

Además, se elaborará una guía que recoja las ventajas que incentiven el uso de estos vehículos, como la circulación en zonas restringidas, horarios de carga y descarga y reserva de espacios públicos para recargas de flotas que presten servicios esenciales como, por ejemplo, atención sanitaria o policía.

De la Serna apuntó que, no obstante, para la ciudad de Santander la apuesta por la movilidad eléctrica no es nueva, ya que desde hace años, el Ayuntamiento bonifica el impuesto de vehículos de tracción mecánica en un 50 por ciento a los propietarios de vehículos eléctricos al objeto de fomentar el uso de combustibles alternativos a los tradicionales, y con el fin de reducir las emisiones contaminantes.

A este respecto, indicó también que Santander lleva 5 años utilizando en su flota de autobuses el biodiesel, lo que ha hecho posible dejar de enviar a la atmósfera unas 2.400 toneladas de CO2 al año.

0 comentarios interesantes

Publicar un comentario